Nihilismo. Juego y pampa en la filosofía de Carlos Astrada

[Lucas Aldonati]

Interpretaciones sobre el nihilismo

El nihilismo1 como tema pun- tual, aparece abordado dentro de la ex- tensa obra de Astrada en dos libros. En primer lugar, en la obra Nietzsche profeta de una edad trágica (1945) donde en la sección número XI lleva el nombre de “El nihilismo europeo”. La segunda obra en la que el nihilismo se recupera y ocupa un lugar principal es en La revolución existencialista (1952); uno de sus capítulos se titula: “El nihilismo, clave de la recuperación del hombre”. Si bien en ambas obras aborda la misma temática y parte desde una mirada nietzscheana, las problemáticas que aborda en ambos capítulos, son a primera vista diferentes. Las preocupaciones de Astrada en esencia no son diversas; aunque el modo de ingresar al nihilismo, el contexto, los personajes y el enfoque cambie. La primera lectura sobre el nihilismo que realiza Astrada parece resaltar cuestiones de tono más político. En principio sólo critica la circunstancia por la que atraviesa el espacio europeo y hacia el final del capítulo, aparece una preocupación por los efectos que puede llegar a sufrir Iberoamérica a partir de las decisiones que tome o no, dependiendo de cómo interprete la realidad europea y a sí mismo. La segunda lectura, encierra una preocupación por lo humano. Un camino hacia el desprendimiento y el rescate del hombre de la enajenación.

He aquí el meollo de la cuestión. El problema que Astrada interroga e intenta aclarar en el fondo es un problema por lo humano. El hombre en relación con el movimiento universal, con su mundo circundante, lo lejano y lo cercano en tanto que ocupa un valor y olvidando su libertad humana como posible, se ha enajenado a ello como aprehendido a una verdad ultima. Dos análisis, dos advertencias y dos consejos para lograr el desprendimiento de la enajenación es lo que Astrada desarrolla en estos dos capítulos mencionados.

a) Nietzsche profeta de una edad trágica: hay un fenómeno al cual Nietzsche llama “El nihilismo europeo”. Pero, ¿qué interpreta Astrada a partir de su lectura sobre Nietzsche que es el nihilismo de modo general? “El nihilismo, en general, es una consecuencia de la fe en la moral, del imperativo de veracidad que ella ha formulado y desarrollado; es, pues, el estado que tiene que resultar necesariamente de la concepción de la vida de la era cristiana”.

 

Seguir leyendo

Lucas Aldonati, estudiante de Filosofía de la Escuela de Humanidades de la Universidad Nacional de San Martín